Iguales y diferentes

El principio de igualdad que rige el funcionamiento de las sociedades democráticas y eje vertebrador de los Derechos Humanos no significa uniformidad u homogeneización entre los ciudadanos. El valor de toda persona está en su singularidad. A través del movimiento expresivo y armónico este taller tiene como objetivo vivenciar el valor de la diferencia y la humanidad compartida que nos iguala. Aunque se puede orientar en la diferencia en muchos aspectos, aquí lo centramos en la diferencia de género.

Objetivos específicos:

  • Recuperar la alegría de ser, de estar, valorando la singularidad propia y respetando la diferencia.
  • Hacer resurgir la propia capacidad creativa fomentando el desarrollo de nuestras potencialidades expresivas.
  • Ayudar a que chicos y chicas se descubran como iguales y diferentes.
  • Armonizar polaridades masculino – femenino en cada persona.